7 productos esenciales en tu despensa durante la cuarentena.

La declaración del estado de alarma por la pandemia del COVID-19 y las restricciones de movimiento que esto supone, ha llevado a muchas personas a hacer un ilógico acopio de alimentos de los cuales, muchos de ellos, son totalmente innecesarios.

La explicación de estos impulsos sociales está más que estudiada por psicólogos y profesionales de la neurología: el miedo lleva a actuar de manera irracional.

La realidad es que, el miedo, es una respuesta totalmente normal en el ser humano, ya que nos alerta de un peligro y activa nuestro instinto de supervivencia. Pero, cuando este sentimiento se dirige hacia algo sin fundamento, es cuando se vuelve irracional y puede llevarnos a actuar sin sentido.

Es lo que se conoce como psicosis colectiva, lo que ha llevado a tantos españoles a salir de sus casas para comprar cantidades ingentes de alimentos y productos para el hogar.

Estos impulsos, además de generar desabastecimiento para el resto de personas y miles de estampas de estanterías de supermercados totalmente vacías, ha dado lugar al acopio innecesario de ciertos productos.

A continuación, te contamos qué productos son más útiles en tu despensa y cuáles te ayudarán a seguir una dieta equilibrada durante estos días de cuarentena.

Alimentos indispensables para esta cuarentena.

Cuando salgas a hacer la compra, además de respetar las medidas de seguridad, debes tener otra cosa en mente: compra de manera inteligente. ¡Nosotros te ayudamos!

Legumbres

Las legumbres… ese viejo amigo. Pues sí, alubias, garbanzos y lentejas han sido siempre viajas amigas de la dieta mediterránea; esa de la que tanto presumimos pero cada vez más devastada en los hogares españoles. ¡Es momento de volver a nuestros orígenes!

Cuando vayas al super, pilla legumbres sin pensártelo dos veces.. La primera de las razones es que su fecha de caducidad suele ser bastante amplia, lo que te asegura que no se echarán a perder. La segunda razón, y no por ello menos importante, es su increíble contenido nutricional: proteínas, vitaminas, minerales… ¡Todo un aliado para tu organismo!

 

Conservas de pescado

Si no estuviéramos en cuarentena, te diríamos que, después de coger legumbres, te fueras directo a la zona de pescadería. Pero como el estado de alarma nos limita las visitas al supermercado, te invitamos a que te dirijas a la zona de conservas. Allí encontrarás pescado enlatado que podrás usar durante un largo período de tiempo, ya que su fecha de caducidad es mucho más amplia que la del pescado fresco. Una vez en el pasillo de las latas de conserva te damos algunas ideas: atún, sardina, caballa, berberechos… ¡Tú eliges!

 

Cereales y arroces ¡Mejor en versión integral!

Volviendo a las bases de la pirámide nutricional, llegamos a los cereales y los arroces. La pasta, el arroz y los cereales son poco perecederos y, además, serán la fuente de hidratos de carbono que sustente tu dieta equilibrada durante la cuarentena. Eso sí, si tienes la opción de elegir la versión integral ¡Hazlo!

 

Verduras

Hazle caso a tu madre de una vez, y come verduras. A pesar de que estos alimentos son perecederos, su aporte nutricional los hace esenciales. Además hay varios truquitos para que las verduras se mantengan un poco más.

Hay algunas que duran más que otras, como por ejemplo la col, las cebollas, las zanahorias o la coliflor. Además, se conservarán siempre mejor fuera, que dentro de la nevera. (Apúntate esto último porque es súper importante).

Seguro que tu super también tiene muchas de estas verduras congeladas y envasadas. ¡Píllate algunas! Aunque estén congeladas mantienen todas sus propiedades nutricionales intactas.

 

Frutas

Todo lo que has aprendido de las verduras, aplícalo a la fruta. Escoge aquellas que duren en buen estado durante más tiempo, como es el caso de las naranjas o las mandarinas, y evita otras como los plátanos o las peras, que perecen mucho antes.

Mantenlas (también) fuera de la nevera y, eso sí, evita comprarlas en almíbar o hechas zumo si tienes problemas de azúcar. Estos productos procesados suelen estar colmados de azúcares refinados ¡No te los recomendamos!

 

Huevos y carne

Podrás comprar huevos y carne y mantenerlos durante un tiempo sin ningún tipo de problema. Los huevos deberás almacenarlos en la nevera y procura sacarlos sólo antes de cocinarlos. Los cambios alternativos de temperatura no les favorecen.

En cuanto a la carne, podrás conservarla durante más tiempo si la congelas. Ten en cuenta que, en función del contenido de grasa que tenga, el periodo de almacenamiento (siempre congelado) puede variar. Lo mejor es que te comas primero la carne picada y las hamburguesas y reserves para luego las carnes magras como la del pollo, si así fuera necesario.

 

Lácteos

Cuando hablamos de lácteos no sólo hacemos referencia a la leche (que también) sino que aludimos a quesos y yogures.

Los yogures son altamente perecederos, por lo que de nada servirá omprar mil unidades. En el caso de la leche, mejor hacerse con aquella que viene en brick, ya que tardarán más en caducar. Con los quesos, la mejor opción serán los curados.

 

En resumen, lo mejor es no dejarse llevar por el miedo y actuar racionalmente. Arrasar con todos los productos del supermercado no sólo limitará la adquisición de alimentos a tus vecinos, sino que además contribuirá a un mayor desperdicio de alimentos.

Si durante estos días en casa, en los que la actividad física se reduce al mínimo, tienes alguna duda sobre las mejores directrices para adecuar la ingesta de comida a esta situación excepcional, lo mejor será que consultes a expertos endocrinos y nutricionistas.

Si cuentas con seguro de salud, ponte en contacto con los mejores especialistas. Eso sí, siempre a través de teléfono, email o videollamada por que #QuedarseEnCasa es lo primero.