Medidas para la apertura SEGURA de pequeños comercios.

El proceso de desescalada acaba de comenzar y, salvo pequeñas excepciones, el país entero se encuentra en la conocida FASE 0.

En nuestras redes sociales, donde encontrarás información actualizada y de interés, explicamos hace unos días cómo serían estas fases y qué actividades pueden realizarse en cada una de ellas.

 

Desde el lunes 4 de mayo, está permitida la apertura de locales bajo cita previa y siempre respetando las medidas de seguridad recomendadas por sanidad.

Será el próximo 11 de mayo cuando se pase el turno a los pequeños comercios y terrazas de bares, cafeterías y restaurantes.

Tanto si eres consumidor, como si eres propietario de alguno de estos establecimiento, aquí te dejamos algunos consejos para la reapertura de locales y negocios con la intención de que la vuelta a la normalidad te sea más fácil.

 

APERTURA FASE 0

Deberá establecerse un sistema de cita previa que garantice la permanencia en el interior de local de un solo cliente por cada trabajador, sin que se puedan habilitar zonas de espera en el interior.

Se garantizará la atención individualizada al cliente con la debida separación física. En el caso de que no sea posible, mediante la instalación de mostradores o mamparas.

Se establecerá un horario de atención preferente a personas mayores de 65 años, que deberá coincidir con las franjas horarias en las que este grupo de edad puede salir a pasear y realizar actividad física que, recordamos, es de 10 a 12 y de 19 a 20.

Los locales que así lo vean conveniente, podrás establecer sistemas de recogida de productos en el local, siempre que se realice sin aglomeraciones en el interior o en el acceso.

 

Medidas de limpieza

Las medidas de limpiezas necesarias para la apertura de los negocios son:

  • Al menos 2 limpiezas y desinfecciones diarias. Una de ellas al finalizar la jornada y la otra, a ser posible a mediodía con la consecuente pausa de la apertura para las tareas de mantenimiento, limpieza y reposición.
  • Se prestará especial atención a pomos de puertas, mostradores, muebles, pasamanos, máquinas dispensadoras, suelos, teléfonos, perchas, carros y cestas, grifos.
  • Para su limpieza se utilizan desinfectantes como puede ser agua con lejía o cualquier desinfectante con actividad virucida disponible en el mercado.
  • Tras cada limpieza, los materiales de protección individual se desecharán de forma segura y, posteriormente, se procederá al lavado de manos.
  • Tras cada turno de trabajo, se realizará una limpieza y desinfección de los puestos, con especial atención a mostradores, mamparas, teclados, terminales de pago, pantallas táctiles, herramientas de trabajo y otros elementos susceptibles de manipulación.
  • Cuando dentro del local vayan a permanecer más de un trabajador, se procederá también a la limpieza y desinfección de las zonas privadas, como vestuarios, taquillas, aseos, cocinas o áreas de descanso.
  • Será obligatorio el lavado y desinfección diario de los uniformes y ropa de trabajo. Deberá hacerse en ciclos de entre 60 y 90 grados.
  • No se podrá utilizar los aseos del establecimiento por parte de los clientes, salvo que sea estrictamente necesario. Tras su uso, se procederá inmediatamente a la limpieza y desinfección.

Ten estas pautas en mente cuando vayas a algún establecimiento. Y si eres propietario, trata de cumplir con las medidas de seguridad por el bien de todo: tus clientes y tus trabajadores; incluso el tuyo propio.

 

Medidas de seguridad

Como comerciante, es realmente importante que no dejes a un lado la seguridad de tu negocio. Hablamos de que no descuides aspectos tan importantes como la videovigilancia o los sistemas de protección mecánicos o electrónicos en los artículos en venta.
Presta especial atención al sistema de pago, al efectivo de la caja, los posibles billetes falsos y las personas sospechosas.
Los hurtos y los robos siguen produciéndose. Por lo que, tanto si has podido abrir tu negocio, como si no, es importante que sigas teniendo la protección que te ofrece una póliza de seguro.